Entradas

Mostrando entradas de 2019

Imperfecto, inconcluso

Imagen
Después,  de una breve ausencia por cuestiones de salud, aquí me encuentro de nuevo junto a Uds.
cariños para todos ;)


Imperfecto, inconcluso

Ahí donde mi voluntad se divorcia de mi fuerza…
Justo ahí, es donde se hacen una, para no claudicar.
Ahí donde mi aliento insiste en detenerse…
Justo ahí, es donde la respiración calma, me apacigua.
Ahí donde los pero quedan sin efecto y las excusas no tienen cabida…
Justo ahí, es donde el valor aparta del camino al miedo.
Ahí donde el sueño parece tan alejado de mí…
Justo ahí, es donde me aferro a la fe.
Porque no hay noche que quede sin efecto por bien habida que haya sido el alba.
No hay rotas palabras que se peguen sin haber quedado quebradas.
Ahí donde el insomnio se obstina a pesar de la inteligencia y no logra abdicar…
Justo ahí, es donde me reconozco a mí mismo, imperfecto, inconcluso.
Ahí donde el orgullo se empecina por triunfar…
Justo ahí, es donde me honra la humildad.
Ahí donde los prejuicios parecen exceder a la contienda personal…
Justo ahí, es don…
Imagen

Para mis amigos..

Entre horneada y horneada, esto me recuerda facebook hoy, de hecho facebook creo que no existía, es de la época exclusiva de blogger, y lo escribí incluyendo los nombres de la mayor cantidad posible de los blogs amigos❤❤ Páginas escritas, con una que otra respuesta equivocada.
Secuencias del alma más allá de los límites del tiempo,
atravesados en ancas de la razón,
donde la soledad sonora, alternativa de las acciones del alma,
ponen al pie de mi silencio una rosa plateada,
y construye un puente de cosas que te hacen feliz:
el refugio de los sueños;
esperanza que construye el camino de la vida,
y ese rinconcito de colores deja de ser la lluvia
en el silencio de la noche,
para pasar a ser anillos de papel,
que danzan en el baile de máscaras,
capturando belleza, con las alas al viento
y el poeta del cielo, caza sensaciones,
hasta donde habita el olvido,
y desde el sur, y en lo más profundo de su ser,
la mirada sencilla, como una estrella fugaz
pasa a su lado;
y en un abrir y cerrar de ojos,
hasta un gau…
Lanzarse al vacío con arrojo,
fue aquello a lo que el pájaro llamó vuelo.
Desenredar las horas para volverlas minutos,
fue aquello a lo que llamé paciencia.
Desmadejar los minutos para volverlos instantes,
a eso, lo llamé esperanza.
BH☆
Imagen
Imagen

Improntas

IMPRONTAS
Siempre quedan improntas de tempestad grabadas en la mente de nuestros sentimientos. Árboles murmurantes, huérfanos de hojas... dictadura avasalladora en la que nos encierra el tiempo; (invierno), que tirano observa circunspecto cómo las ramas vacías se retuercen en la nada por que todas las hojas son del viento... gotas aplastadas se estrellan contra el lodo, no contra el cemento... desnuda lontananza, donde tu cara busca mi cara, desesperada para hallar el brillo de la esperanza... a veces con sus ojos cegados por la luz infinita o vendados por la desidia; brillo existente, si, pero detrás de cientos de velos de sombras, esos que pretenden no dejarte ver. Pero esa fuerza, esa magia que no te permitió sucumbir te llena el espíritu, lo insufla con un poder absoluto y te devuelve, no sana, si herida pero fuerte y casi impertinentemente vuelves a empezar, por que sencillamente "TODO" depende de ti. Y con esa bronca casi lujuriosa se reinventa con mortecina voz en ahínco, fuerza de voluntad e ímpetu; ab…

...y se quedó escudriñando el cielo...

Imagen
Imagen
Imagen
Cómo encontrarles a todos ahora que los perfiles de Google +, se irán??, si sabes cómo , deja tu respuesta en comentarios¡¡
Gracias!!
Bali

Pueblito fantasma Cap.5

Escudriñamos el cielo, acariciando con los ojos cada lucecita que había en él, asumiendo que podríamos estar viendo enanas negras, imaginando mundos en cada  destello, palpitando vida, hasta que nos venció el sueño, cansado, roto, transpirado, agobiado de tanto calor.
Los ojos ciegos de la noche comenzaron a menguar con la salida del sol que jugaba a las escondidas por las hendijas del techo para romper la memoria de las sombras de ayer.
Las sábanas dormidas nos encontraron acurrucados como dos polluelos, húmedos, escuálidos, inocentes, el miedo y el cansancio habían cedido, el calor también. El clima por acá, era así, impredecible, díscolo; se pueden dar las cuatro estaciones en un día, un claro y cálido amanecer puede devenir en un temporal en un abrir y cerrar de ojos, vientos de 120 kilómetros por hora, polvo en suspensión (que reduce la visibilidad como la más densa niebla), granizo, nieve porqué no y al cabo de un rato casi sin mediar razón alguna, por lo menos para un lego, senti…