Compañeros de vuelo...

martes, 28 de abril de 2015

Pandora

Me ha abandonado la inspiración.
Se ha declarado en huelga sólo para mí.
Me ve como a una hereje de la tinta.
Mi cuaderno lleva por meses, una fecha vencida.
Tiene ojos inquisidores que logran labrar una lágrima sobre mi mejilla.
"¡ Ojo con el pasado, que en ocasiones busca vengarse del presente para arruinar el futuro !"
La pluma me evade.
Pongo a prueba mi voluntad, la refuerzo.
Suspiro las palabras, las transpiro; sin embargo, mi mano me impugna, tiene voluntad propia. Siente cómo me muerde el fuego que la alimenta aunque no logra alterar mis sentidos.
Las palabras se alborotan, se masturban en la clandestinidad de una realidad onírica.
Abusan del cinismo; se alimentan de la hipocresía del ser humano, de lo nefasto del poder; del desdén.
Son ultrajadas y hasta fagocitadas por lo que alguna vez convinimos en llamar sistema.
Entiendo ahora, por qué se quedan en mi caja de pandora.



Imagen de la web.