Compañeros de vuelo...

sábado, 16 de marzo de 2013

Entelequias.





Habéis vulnerado el espacio
entre mi boca y la tuya,
desencajando mi tiesura,
templando mi pasión, mesurada.
Contemporizando tus labios con los míos
contentando al deseo perdido.
Subyugando la humedad de mí adentro
aprisionando ese ardor contenido,
subyacente en lo más hondo de mi continente.
Habéis estimulado con avidez
la sed de mi carne, fracturada,
resquicios de mujer
remanso de entelequias
hacinadas en la hegemonía de otro cuerpo,
de otra piel,
de otra sangre,
de otros sueños...
Habéis despertado al alma,
esencia,
corazón,
quimera inmaculada...
y rotas esas barreras...
ya no nos separa nada.