Compañeros de vuelo...

miércoles, 11 de agosto de 2010

La dulzura encadena el alma...

La dulzura encadena el alma,
enlaza sentimientos,
los amalgama,
los vuelve verso,
estrofa de la próxima metáfora
aliada indiscutible de la calma
transparente,espontánea,
de la serenidad que abunda
sólo en algunas tramas
y se pierde a los lejos
en la punta de una rama
y se convierte  en capullos
de vívida esperanza
de donde brotan ilusiones
y sensaciones a mansalva.
La belleza complace los ojos,
pero la dulzura encadena el alma.