Compañeros de vuelo...

miércoles, 20 de octubre de 2010

Ansias...


Crepúsculos asinados
derrochando oros,
amaneceres olvidados
destilando plata,
tantos anocheceres
que no llegaron
por mecerse la luna
en tu lata.
Apóstrofe de un día
claudicando el alba,
punto y coma
donde me perdía
y entre paréntesis
 te hallaba.
Como escultor el viento
hizo de mi
tu estatua,
erosionó mi cuerpo
y mi embriagó de savia.
Se consumió la luna,
se puso pálida,
retornó el sol  seguro
y fue tras su plegaria,
devolverme la vida misma
está en sus ansias.