Compañeros de vuelo...

miércoles, 12 de enero de 2011

...la vida entera resuelta a renacer...



Te estrecho ansiosa
en la sutil mañana
nuestros cuerpos húmedos
bajo de las sábanas.
Caducan los suspiros
petrifican el alma
elevan los latidos
y se yergue la calma.
Atardece ligero
sin mediar el mediodía
sucumbo a tus antojos
insaciable melodía
sólo quedan despojos
de éste amanecer
y la vida entera
resuelta a renacer.