Compañeros de vuelo...

jueves, 27 de mayo de 2010

Paradoja

Se fue contigo verbo de mi buen amigo.
Paradoja del destino,
que creó en  la hazaña del encuentro
algo que alguien transformó en un cuento,
y reveló inseguridades
por un lado casuales,
y reveló secretos
no muy discretos
de creencias y necesidades
de carencias y soledades,
y dejó abierta una brecha
que aunque parezca estrecha,
seguirá abriéndose camino
mas no ya con picardía
sino con la osadía
de no creerse predecible,
haciendo todo lo posible
por que nadie se de cuenta
de cuan necesitado está,
y seguir con el invento
que le permita irle a otro
con el cuento de su infelicidad.

Aprendizaje

Del otro lado del mundo
a ésta hora
alguien te piensa,alguien te añora
alguien que sabe que existís
y solo por eso se siente feliz.

Se le ilumina la cara
con solo pensarte
ni te cuento...
si acaso desearte.

Recorre caminos distantes
que lo llevan a ninguna parte
y si ninguna parte está bueno,
ese es el consuelo de su existir,
pues habiendo amado tanto
hay que librarse del llanto
que le pudo producir.

Ser más valiente y bondadoso
aceptar que todo tiene solución
y darle al corazón reposo
nada de desesperación.

Así como de niños
aprendimos a caminar,
de grandes aprendemos a ser adultos
y tenemos que aprender a amar.

Aceptación

Amar
querer
sentir
decir
desear
hablar
nada me hace mejor...
es liberador.
Si te incomoda,
te angustia
te apena,
mal por vos,
yo estoy mejor.
Angustia
no hablar
callar
no decir
no sentir.
El resultado de amar
puede variar:
entre la angustia
y la aceptación;
angustia de no reciprocidad,
aceptación en dejarse amar.
Si no queres sentir
ya no queres vivir
nadie te pude impedir
querer y no pedir.
Ya no hay obsesión
donde entra la pasión,
cargada de murmullos
y agitada respiración.
Bien por vos
si aceptaste
al corazón...