Compañeros de vuelo...

viernes, 20 de agosto de 2010

No me dejes todavia...

Aterciopelados son tus labios
los que susurran a diario
yo te quiero vida mía
no me dejes todavía.
Encadenado a tus besos
con suaves resabios de cerezo
me abandono al olvido
pero a nada doy por perdido.
Intercambio mil amores
mientras la noche recobra
sus pudores.
Se viste de gala,
entre tanto el poder del alma
le calma.
Ya no tengo corazones
tan sólo un millón de ilusiones
y de ellas me despojo
cada cuatro estaciones.
Lentamente tus pasos
se unieron al ruedo
allanaron mi camino
lejos de todo desatino.
Me seduce la mañana
le dejo entrar por mi ventana,
ni cornisas ni acantilados
pero mi vida si te he dado.
En los bosques de bambú
me quedo a escuchar en silencio.
Aterciopelados son tus labios
los que susurran a diario
yo te quiero vida mía,
no me dejes todavía.