Compañeros de vuelo...

lunes, 7 de noviembre de 2016

Trepaste tras mi sombra
la acariciaste
la besaste
la hiciste tuya,
pero te desvaneciste
así como la noche al sol.
Mírate, desertor del amor...
Jamás te retuve
pero debí soltarte antes.

3 comentarios:

  1. Sucede mi querida Bárbara, solo al finalizar una relación nos damos cuenta del preciado tiempo perdido, porque, nunca fuimos para la otra parte.
    Un gran abrazo trasandina querida.

    ResponderEliminar
  2. A veces no sabemos con quién estamos hasta que le vemos o se manifiesta tal cual es. También me pasa con las amistades, algunas te acaban saliendo ranas.

    Besos preciosa y feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Pero, se saboreó mientras estuvo, o duró.
    Hola querida Bárbara! Tiempo sin pasar por tu lindo blog de letras, siempre es un placer leerte poeta.

    Un fuerte abrazo, amiga.

    Lola Barea.

    ResponderEliminar