Compañeros de vuelo...

lunes, 29 de agosto de 2016

No estábamos rotos, estábamos descosidos.
Y tan criterioso había sido el tiempo,
que entre sanando y pariendo
nos fue remendando,
para volvernos al ruedo.

4 comentarios:

  1. Bueno mejor estar descosida que rota, siempre puedes remendarte y volver a estar en el ruedo de la vida.

    Besos mi linda amiga.

    ResponderEliminar
  2. Saber reponerse cuando es necesario es fundamental.
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Y recosidos volvemos a torear a la vida hasta que llegue la cornada fatal.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hay que seguir y volver a coser los descosidos que la vida pueda haber deteriorado.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar