Compañeros de vuelo...

lunes, 19 de octubre de 2015

La noche se estremece
en tu vientre de carne y hueso
lecho de aire tatuado,
cielos rotos,
puñados de viento
borde del mundo deshilachado,
goteo silencioso que horada la piedra
y acaba la vida.

7 comentarios:

  1. Todo se estremece cuando el vientre bordea la vida.
    Bello querida Bárbara.

    ResponderEliminar
  2. Bárbara, gracias por tus palabras, amiga...La noche se estremece en nuestros límites humanos, el vacío y la soledad horadan la piedra de la materia...Pero, la inmensidad del espíritu nos mira de frente y nos reta, nos pone en las manos la fé y la esperanza...Y la noche deja de ser ante el grito del alba...
    Mi felicitación por tus bellas y profundas metáforas, que nos llevan a la reflexión y a amar la magia y belleza de las letras.
    Mi abrazo de luz y mi cariño.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  3. A veces nos encontramos en ese borde a punto de caer, pero la vida sigue y hay que seguirla. Es mi opinión según me ha dicho tu poema.
    Un poema precioso Bárbara.
    Ha sido un placer llegar hasta aquí y leer tus versos. Yo por el momento tengo los comentarios cerrados de mi blog.

    Un abrazo amiga. Feliz finde.

    Lola.

    ResponderEliminar
  4. Precioso amiga. Un placer volver de nuevo a leerte. Besitosss.

    ResponderEliminar
  5. Bárbara, vuelvo a leerte después de un tiempo. Me gusta leerte.
    Arriba ese ánimo amiga.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  6. Hola mi querida Barbara:
    A pesar de que hace años que no nos comunicamos,siempre nos queda aquella bella amistad que mantuvimos.
    Hoy paso a desearte una Feliz Navidad y dejarte un gran beso de ternura.
    Sor. Cecilia

    ResponderEliminar
  7. Felicidades!!
    Un pequeño presente te espera en mi blog si gustas puedes pasar a buscarlo. Con El queremos destacar la importante labor de este lugar.

    Entra a RINCÓN DE AMIGOS:
    http://entrelosrincones.blogspot.com.ar/

    saludos cordiales. Pat

    ResponderEliminar