Compañeros de vuelo...

domingo, 8 de agosto de 2010

Estrechez de corazón...

Aunque a nadie le guste
y solamente asuste
una fuga en espiral
es una sórdida metáfora
atreverse a amar
y/o dejarse menospreciar
lamentarse y vivir,
o llorar y sentir,
creer en utopías
literales y vivas
y no poder decir
 que son las que vivías.
Resolviste dejarlo
o sólo desearlo?
No estabas aquí
cuando te amaba.
Dónde estabas
cuándo te necesitaba.
Todo se puede resumir
al hecho
de que aún lo estrecho
no está hecho para mi.

6 comentarios:

  1. ¡Guauu! ¡Estupendo poema, Bárbara! Con un remate genial.
    Tus letras siempre tienen el sabor del tango, quizás por la rima, quizás por lo melancólico, pero tal vez por lo sentido.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. y ole!!! para qué dos adioses como este, creo que entendió. excelente escrito.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. "No estabas aquí cuando te amaba"...Ese pensamiento queda, con ese tipo de relaciones egoístas, ególatras, que se centran en una singular aceptación de lo que el otro da. En el momento que deben dar, se van, se desaparecen como gotas de agua, en el ventanal del corazón...Reflexivo escrito amiga...
    El nombre del poema me recordó un tema del grupo Los Prisioneros, se llama así "Estrechez de Corazón", la letra es muy buena, si puedes escucharlo, hazlo...
    Un beso Bárbara

    ResponderEliminar
  4. El desamor, suele despertar nuestra capacidad de resolver situaciones, siempre es triste la falta de reciprocidad en los afectos, pero eso demuestra, que la persona no merece amores, si no olvido.
    muy enérgico y bello poema querida amiga, dejo mi afecto para ti Barbara

    ResponderEliminar
  5. La despedida es lo mejor en esos casos... si nadie nos responde cuando llammos, si nadie aparece cuando lo necesitamos...
    Adiós!

    Muy bueno!

    Besitos!

    ResponderEliminar
  6. Lindos lindos tus retoños...suerte para hacerlos hombres....

    ResponderEliminar